?

Log in

No account? Create an account

Dia das Letras Galegas

De novo, un ano mais, estamos a celebrar o Dia das Letras Galegas.

Este ano adicado a Xosé Maria Álvarez Bláquez.

Hai información na web do 17 de maio.

O homenaxeado fixo moitas cousas, mas cecais a mais importante fora a fundación da editorial Edición Castrelos, ademais da sua labor poética, política e filosófica dende a sua traxectória vital e a sua cadeira na Real Académia Galega da Língua.

En fin, que ano tras ano seguemos a celebrar a nosa língua, para que non esquenzamos unha parte do que somos. As línguas expón a forma de ver o mundo dun grupo de xente, e non nos podemos permitir o luxo de perder puntos de vista, nin línguas: forman parte dos nosos tesouros etnolóxicos.

Que viva o galego!

kallisti!

Trinidad Balanzara

Seguimos adelante.

Además de revisar una parte de la novela, he seguido escribiendo.

Estamos en la segunda mitad del capítulo sangriento, y nuestro protagonista, guiado por un malhado (o quizás debiera decir un malparido escritor) se ha trasladado al Trinidad Valencera (o Balanzara, como decían los venecianos) donde se enfrentará a su inevitable destino.

Nota: si no sabes cuál fue, ya vas mirando un librito de historia o te esperas a que escriba más y te enteras... :-P

En total, 61418 palabras.

Y vamos p'alante.

Por otro lado he decidido reestructurar la novela un poco para poder dedicarle la atención adecuada a cada personaje en su propio contexto: Francisco en Flandes y Jaan en la Armada.

Creo que es lo más acertado, aunque exigirá escribir una parte de Flandes y reescribir el resto, pero de esta manera la novela será mucho más completa y, creo, muchísimo más interesante.

Ya me diréis el día que la termine de una puñetera vez y pueda decir que está (mínimamente) terminada... Sí, un poco frustrado quizás, mal día, lo siento.

En fin... :-) Seamos más alegres y optimistas, ¿eh?

Desntro de unos pocos miles de palabras --unas páginas-- el Capítulo ocho terminará y comenzarán las aventuras y desventuras del Trinidad Balanzara y el colofón de la Parte II (en la nueva estructura). la tercera parte será, sin duda, la conclusión apasionante de uno de los capítulos más emocionantes y malentendidos de la Historia de España, que tanto maltratamos los propios españoles...

¡Reclamaré justicia! ¡Defenderé la honra patria! ¡Pediré una pizza de champiñones! Eh... bueno, esto último no... Vaya con el entusiasmo...

KALLISTI

"Invicta", Capítulo Sangriento

Pues eso, que seguimos con Invicta, y eso implica meterse de lleno en el Capítulo 8.

Es sangriento, sin duda, pues narra la Batalla de Gravelinas, batalla donde las haya, en la que más de 150 barcos de guerra ingleses se enfrentaron a 33 barcos españoles (de los 127 que formaban la Gran Armada en ese momento) el día 8 de agosto de 1588.

Esta batalla, proclamada a los cuatro vientos como una gran victoria inglesa por sus propios elementos publicitarios de la época (también los holandeses, que estaban en rebelión) fue, en realidad, un empate técnico: los ingleses apenas destruyeron la capacidad ofensiva de la Armada (hundieron un barco y cuatro más acabaron mordiendo el polvo) y sí que supuso la disoluciión efectiva de la flota inglesa, sin municiión ni pólvora para evitar un desembarco español en Inglaterra y con una grave epidemia en ciernes que envió a todos sus barcos a puerto el día 12 de agosto con unos índices de mortandad tan elevados que la reina Isabel II emitiió un bando prohibiendo taxativamente hablar del estado de la flota bajo pena de ejecución sumaria.

Sin duda, la Armada estaba, el ddía 12, en mejores condiciones sanitarias y de combate que los ingleses, pero lo que no estaba era motivada ni en posición (real, estaban demasiado al norte) de cumplir con su objetivo, que era escoltar a la Armada de Flandes del Duque de Parma al otro lado del Canal.

Así, el impass de una sangrienta batalla de nueve horas, no destruyó a la Grande y Felicissima Armada, pero sí sus esperanzas de cumplir su objetivo.

Por otro lado, los ingleses contaban con, efectivamente, más de 40 galeones y 60 barcos corsarios para la lucha, mientras que la Armada sólo pudo presentar 22 galeones, 3 galeazas y 8 grandes mercantes armados. El mayor potencial bélico de la Armada, los Tercios embarcados, seguían, mayoritariamente, a bordo de las urcas bálticas y transportes levantinos que no participaron en el combate, dispersos por la estampida producida por el ataque con brulotes la noche anterior. No es probable, sin embargo, que su presencia hubiese supuesto una gran diferencia, pero quizás los barcos más dañados hubiesen podido salvarse. La proporción, de todas formas, entre ingleses y españoles es, a todas luces, desproporcionada.

Así, decir que "ganamos", es como decir que le hemos quitado un caramelo a un niño: el objetivo de la Armada nunca fue una batalla naval contra los ingleses (1) y el número de naves capaz de un combate así era realmente pequeño: ni la artillería ni la capacidad marinera estaban diseñadas para ello, y todos eran conscientes del asunto; la potencia de la Armada venía dada por la resistencia de sus naves de guerra y la asombrosa disciplina de la flota, capaz de mantener una formaciión impenetrable ante el mal tiempo, el acoso inglés y la disparidad de embarcaciones, sobrecargadas con soldados y cañones de asedio que sólo se poddían usar en tierra.

Desmitificado esto, nos queda una impresionante batalla en la que los ingleses, literalmente, se quedaron sin balas o pólvora para disparar sus cañones. Algunos barcos ingleses realizaron más de 500 cañonados de todos los calibres a distancias cortas, tan cortas que a veces, en medio del meollo, poddían comunicarse con los españoles. A cambio, recibieron disparos de mosquetes y arcabuces y de pedreros y falconetes españoles (más alggún disparo de gran calibre, pero pocos, porque las cureñas no estaban diseñadas para facilitar los múltiples disparos, mientras que los ingleses sí).

En ello estoy, seis mil palabras más allá del Nanowrimo, narrando la batalla naval más impresionante de la Historia de la Humanidad hasta el momento, y la primera de su estilo, un estilo que marcaría la forma de hacer guerras hasta la aparición del portaaviones.

Así que, hasta ahora, Invicta: 56000 palabras.

¡Seguid atentos! :-)

KALLISTI!


1) el objetivo español nunca fue una gran batalla naval, pero al contrario sí, porque la posibilidad de los Tercios de Flandes de Farnesio invadiendo Inglaterra era insostenible: no había fuerza en la isla capaz de resistir tal maniobra, así que había que impedirlo a toda costa, y la Armada era una amenaza a tener en cuenta, aunque lo cierto es que no era demasiado grande, puesto que los barcos de la Armada tenían un calado demasiado grande como para haber supuesto un peligro para la flota del de Nassau, que bloqueaba a Farnesio en Nieuport y Dunquerque. Aún así, cerca de sus bases de aprovisionamiento, el objetivo inglés a corto y medio plazo era, sin duda, la destrucción de la capacidad naval de España antes de que pudiese iniciar una invasión de Inglaterra por tierra.

Feliz Yule y un gran año MMVIII

Que los pasemos todos muy bien y que el MMVIII nos acerque más y más a la felicidad y nuestros sueños (cuando sean compatibles ;-)

¡KALLISTI!

"Invicta", Nanowrimo día 29, Victoria




wordcount widgets

Lo conseguimos... :-)

Al final del larguíiiiiiiismo Capítulo 7, en la madrugada del lunes, 9 de agosto de 1588, los ingleses inician su ataque definitivo contra la Gran Armada, enviando a la flota estacionada en la bahía de Calais, en Francia, ocho barcos ardiendo y cargaditos de cañones listos para dispararse y explotar, los temidos "Mecheros del Infierno": brulotes.

A partir de aquí las cosas se ponen chungas, pero la pista de la Gran Armada es fascinante. Y mientras avanzo en esta pista, pefeccionaré mi otra pista, la de Flandes, un aspecto fascinante de todo este follón histórico... :-)

En fin, que ¡sí, sí, sí! :-)

¡Ánimo compañeras y compañeros! Vosotros también podéis, en serio...

¡Un abrazo y suerte a todos!

KALLISTI!

PS- comencemos a pensar en una fiesta para celebrarlo, ¿no? :-)

"Invicta", extracto


wordcount widgets

He actualizado mi perfil de Nano con una de las "escenas" del primer capítulo de Invicta, que está en donde pone "Novel Excerpt".

Espero que os guste, no es gran cosa y desde luego no es una escena de batallas, que las hay, y muchas, pero creo que ofrece un punto de vista diferente al que podéis conocer sobre el tema...

¡Y ya casi estamos al final!

:-)

¡Ánimo!

KALLISTI!

wordcount widgets

Bueno, chicos y chicas, esto se acaba, y aquí seguimos, viento en popa, con algún encuentro que otro pero, igualmente que nuestra Grande y Felicísima Armada, adelante, imponentes, imparables...

¿Llegaremos a final del Nano con más de 50K? ¡Sí, claro que sí! Y por lo que voy viendo, confío en que mis nanocolegas hagan lo mismo, los he visto sufrir y luchar para llevar adelante sus historias, y es la justa recompensa a un trabajo bien hecho...

¿Yo? Bueno, ha habido días que... En fin, la "pista" de Flandes se ha vuelto más difícil de manejar de lo que yo había supuesto, pero era una dificultad prevista, así que no sorprende, simplemente he seguido con la otra "pista" para el Nano y retomaremos el tema Flandes cuando sea necesario, si mi idea fragua bien va a ser un puntazo... ;-)

En fin, esto se acaba: ¡ánimo y a por ellas (las 50.000)!

kallisti!

wordcount widgets

Bueno, después del megahiato del fin de semana (es lo que tiene viajar, y además en medio del Nano, pero a cambio fue un fin de semana fantástico) casi nos hemos recuperado. Un día más así a lo bestia y ya me pongo a pre.

Al final el capítulo cinco, en el que se narran las peripecias de la Armada en el Canal de La Mancha el domingo, 31 de julio de 1588, ha dado para mucho, y le he exprimido jugo para un par de vasos... ¡Y lo que me falta! :-)

El capítulo seis empezará hoy, así que ya os contaré. Por lo pronto nuestro coprotagonista vuelve con su pelotón desde Oostende, tras una misión de reconocimiento, con ciertos mensajes para el Duque de Parma, que anda por allí, quizás en Brujas --habrá que verlo con calma y si se tercia pues lo cambiamos a Brujas y listo, bonita ciudad, me gustaría visitarla--, antes de volver a Dunquerque a entregar su informe. Los que conozcáis la Historia, veréis que en los Países Bajos las cosas comienzan a precipitarse rápidamente, pues estando a las puertas de agosto, todos sabemos la de fiestas que van a tener por aquellos lares... :-)

¿Cómo va vuestro Nano? ¡Ánimo, que ya falta menos!

kallisti!

Tags:


wordcount widgets

Viento en popa, y ahora sí que sí, con viento de componente oeste un cuarto sur, la Armada avanza por el Canal de La Mancha perseguida por una buena parte de la flota inglesa, por el momento ciento cinco barcos de guerra, galeones y mercantes armados.

El capítulo 6 nos llevará a Flandes y las postrimerías de las Conferencias de Bourbourgh de mayo, que fueron prolongadas de forma artificial hasta que la Armada estaba en camino, con una situación complicada en la provincia de Bravante y un Duque de Parma ansioso por olvidar todo lo de Inglaterra y concentrarse en los Países Bajos.


Kallisti!
Ya os contaré, buen fin de semana y ¡buena suerte!

wordcount widgets

Pues ya hemos terminado el capítulo 3, viento en popa a toda vela, y casi de verdad, porque el viento, en realidad, llega de aleta, y al menos el San Martín tiene que llevar algún rizo que otro para no dejar atrás a las naves más lentas de la Armada (sobre todo las urcas bálticas y los mercantes levantinos).

Pero bueno, que la cosa, por el momento, va bene.

Comenzaremos hoy el Capítulo 4 en Dunkerque, en los últimos días de julio de 1588, donde la actividad, tras la "visita" para una revisión general del Duque de Parma a principios de julio ha acelerado las cosas. Sin embargo, las noticias aún no son fiables y los rumores recorren las filas: la Armada aún está en Coruña, la Armada está invadiendo Irlanda, la Armada está en Escocia...

Para bien o para mal, sin embargo, las noticias reales sobre la posición (y disposición) de la Armada, enviadas por el Duque de Medina Sidonia el día 25 de julio en una pinaza aún tardarán varios días en llegar, días críticos que traerán de cabeza a uno de nuestros protagonistas.

Mola, ¿eh? :-)

kallisti! y ¡buena suerte a todos!